UdeSA le dice no al trabajo infantil

En una jornada organizada por la Maestría en Recursos Humanos, representantes de los sectores público, privado y civil abordaron la problemática en la Argentina y debatieron acciones de prevención y erradicación. 


En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la Universidad de San Andrés celebró el pasado miércoles 7 de junio una jornada para abordar la problemática en la Argentina y debatir acciones de prevención y erradicación. El encuentro, organizado por la Maestría y Especialización en Recursos Humanos, contó con la participación de funcionarios públicos, representantes de empresas y referentes de organizaciones de la sociedad civil.

Durante el primer panel, titulado “¿Cómo entender y abordar la problemática del trabajo infantil en la Argentina?”, Gustavo Ponce, de la oficina de la OIT en Buenos Aires, señaló que “una de las características del trabajo infantil es su invisibilidad”. Al mismo tiempo, aseguró que “la pobreza no es la única causal del trabajo infantil ni es condición suficiente para que exista” y argumentó que la única forma de poner fin al flagelo es a partir de una alianza entre los diferentes sectores.

“Cualquier forma de trabajo infantil afecta el desarrollo integral del niño”, indicó Vanesa Paz, funcionaria de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), en tanto que Magalí Lamfir, representante de UNICEF, subrayó que “el trabajo infantil no es una herramienta de socialización; es una vulneración de derechos”.

En el segundo panel, bajo el rótulo “¿Qué podemos hacer? Acciones para erradicar el trabajo infantil”, Cecilia Rena, gerenta de Sustentabilidad Corporativa de Arcor, explicó que la estrategia general de la compañía de alimentos, definida hace casi una década, responde a tres ejes: sensibilización y capacitación, relaciones comerciales e intervenciones comunitarias. Según la ejecutiva, “el primer esfuerzo tiene que ser por comprender y no improvisar respuestas”.

“Los problemas de la gente y sus necesidades no tienen los tiempos de los políticos”, apuntó luego Patricia Ocampo, directora de la ONG Un sueño para Misiones. La activista presentó la campaña “Me gusta el mate sin trabajo infantil” y detalló la propuesta de ley de consumo responsable para atacar la problemática no solo en la provincia mesopotámica sino a escala nacional.

A modo de cierre, el secretario de Trabajo de la Nación, Ezequiel Sabor, reconoció las dificultades para identificar todas las formas de la problemática y lamentó que muchas veces se mezcle con cuestiones culturales. Por último, calificó al trabajo infantil como “dumping social para bajar los costos laborales” y destacó que “en cada región del país hay que analizar el problema desde un lugar distinto, pero sí hay que atacarlo de forma global”.
Martes, Junio 13, 2017